Logo Turismo Gobcan

La importancia de LOS REFUERZOS

 

Petke, Pikciute y Matovic llegaron en la segunda vuelta para reforzar una plantilla que busca el sueño del ascenso

 

A la vuelta del parón navideño se intensificó el trabajo en la dirección deportiva de un Ciudad de los Adelantados que, alejada de la relajación por el buen momento, rastreó el mercado y reforzó su juego interior. Así, llegaban escalonadamente Cynthia Petke, Lina Pikciute e Irena Matovic, tres jugadoras que paulatinamente fueron superando el lógico periodo de adaptación para llegar a la fase decisiva preparadas para dar lo mejor de sí. 

 

La camerunesa Cynthia Petke fue la primera en pisar tierras tinerfeñas, contribuyendo a la gran segunda vuelta de un equipo que “llega a la Fase tras una gran temporada, donde hemos ido creciendo cada partido y demostrándolo en la cancha”, resalta Petke el hambre de un grupo que “no nos conformamos con haber llegado aquí, queremos más y vamos a por ello”.

 

A título individual, la interior africana asegura que “estoy preparada para ayudar al equipo en todo lo que se me pida, es la parte más importante de la temporada y no podemos dejarnos nada por dar”. Un último esfuerzo al que se suma Lina Pikciute, quien entiende que “hemos trabajado muy duro para este momento y ahora toca jugar duro cada partido”, sentencia la interior lituana que arribó en el Ciudad de los Adelantados con el arranque de la segunda vuelta y que “espero ofrecer lo mejor de mí en esta fase, llego con confianza y ganas de ayudar al equipo al objetivo”.

 

Unidad, confianza y defensa como claves del éxito

 

Y con Petke y Pikciute superando su primer mes vistiendo el morado, la dirección deportiva realizó un último esfuerzo para hacerse con Irena Matovic, internacional montenegrina que llegó para sumar experiencia de cara a un momento decisivo donde “será fundamental permanecer juntas, siendo un equipo luchador y que nunca da nada por perdido”, apunta Matovic a la unidad como clave para lograr el objetivo, aspecto al que Pikciute suma el detalle psicológico de “jugar con concentración, motivación y principalmente confiando en nosotras”, mientras Petke centra la atención en “hacer un gran trabajo defensivo, siendo agresivas los cuarenta minutos para crecer desde la defensa”.

 

En definitiva, tres jugadoras que reforzaron este ilusionante Ciudad de los Adelantados y que llegado el momento de la verdad, trabajarán con el resto de la plantilla para devolver la élite del baloncesto nacional a Tenerife: “aquí la gente disfruta mucho con el baloncesto y el deporte en general, se apuesta por el deporte y hay muchas jóvenes que practican baloncesto y para las que será muy importante tener un equipo en la máxima categoría”, advierte Irena Matovic, quien en este sentido, “animo a todos los aficionados a que vengan al pabellón a ayudarnos, pues debemos aprovechar que estamos en casa para conseguir el objetivo”.